logo

“Caprichitos de Luis”

Este trabajo, encagardo por un particular, consistió en idear un regalo para un bautizo, no perenne, y que dejara buen sabor de boca.
En colaboración con la pastelería Chokoreto, de Gijón, diseñé unas piruletas de dos chocolates, de gran tamaño. Una por cada persona invitada al evento.
El diseño de la etiqueta era sencillo, no querían nada que perdurara en el tiempo, así que me limité a buscarle un nombre simpático al recordatorio de chocolate.

Clientes:Particular
Fecha:julio 04, 2014